¿Qué son los superalimentos? ¿Funcionan de verdad?

Si estás algo metido en el mundo de la nutrición, tal vez hayas oído hablar de los superalimentos. La chía, el kale o el kéfir son algunos de ellos, productos con nombres exóticos que poco o nada tienen que ver con lo que te daba tu abuela para que «te pusieras grande».

Los superalimentos conforman parte de una dieta equilibrada y sana, pero han sonado desde hace poco. No demasiada gente los conoce, y menos aún los usa en sus comidas.

En JB Food hemos considerado importante hacer un artículo sobre estos ingredientes para que conozcas realmente qué son los superalimentos y cuales son sus características

Qué son los superalimentos y qué tienen de súper

Normalmente, los humanos podemos saltar, levantar peso o aguantar golpes. Superman salta tan alto que vuela, puede levantar montañas y las balas le rebotan.

Más o menos esa es la diferencia entre un alimento normal y un superalimento. Aunque la «comida normal» nos nutra y sirva a nuestro organismo para seguir adelante, los superalimentos hacen lo mismo pero de forma más efectiva.

Un superalimento es aquel con ciertas propiedades o aporte en vitaminas, minerales, etc. en una proporción más elevada que el resto de ingredientes semejantes.

O lo que es lo mismo, ofrecen más por menos. Y, encima, sin ser perjudicial para ninguna parte de nuestro cuerpo.

5 Superalimentos fáciles de encontrar

En Internet existen listas y listas llenas de superalimentos. La mayoría de ellos son semillas de frutos que ni siquiera se cultivan en España, por lo que su valor se dispara.

Sin embargo, en JB Food creemos que es posible comer sano fácilmente y sin gastarse un dineral. Por eso vamos a mencionarte algunos superalimentos fáciles de encontrar en cualquier sitio.

Sardinas

¿Sabías todo lo que tienen las sardinas de super? ¡Muchas cosas! Para empezar, cuentan con un elevado contenido en potasio y sodio, elementos indispensables en cualquier dieta.

También tienen colesterol (del bueno) y Omega 3, lo que mejora la circulación. Este pescado azul es, además, de los más consumidos en España, por lo que no te será difícil encontrarlo en cualquier pescadería a un superprecio.

Lentejas

Quien quiere las come y quien no, ¡también! Las legumbres favoritas de los niños (disculpa la broma) son un ingrediente barato, abundante y fácil de encontrar en cualquier sitio. Tienen una gran cantidad de vitaminas del grupo B, cinc o selenio, además del famoso hierro. Aunque son muy usadas para hacer el clásico potaje de lentejas, también puedes hacerlas hamburguesa o hacerte una suculenta ensalada.

Eso sí, para que se asimile el hierro de las lentejas tienes que echarle cierta cantidad de vitamina C. Esto hace que se rompan los enlaces de las moléculas de hierro vegetal (el cual no podemos procesar) y dejar el elemento como a nuestras células les gusta.

Quién te iba a decir que echarle vinagre al potaje implica una reacción química tan compleja.

Aceite de oliva

El aceite de oliva, un indispensable en la cocina mediterránea, es ahora considerado un superalimento. Los efectos antioxidantes del oro líquido hacen que se disminuya la actividad de los radicales libres. Por otro lado, fomenta la correcta circulación de nuestra sangre y hace que las células de nuestro organismo funcionen de forma correcta.

Ajo

El ajo es un gran antioxidante, por lo que reducen el envejecimiento de las células. También aporta una buena cantidad de proteínas vegetales y aminoácidos.

Por último mencionar que este conocido alimento contiene S-Allyl cisteína, un compuesto natural que previene la hipertensión y el surgimiento de tumores.

Nueces

Ya mismo es época de frutos secos.  Aunque todos ellos tienen unas propiedades excelentes y beneficiosas para el organismo, las nueces van más allá. Estos frutos secos son increíbles en sabor y propiedades, ya que pueden ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Su alto contenido en Omega 3, así como en fósforo, lecitina y vitaminas del grupo B convierten a las nueces en un superalimento muy sencillo de incorporar a la dieta, ya sea como aperitivo, snack o en parte de una comida.

Hasta aquí nuestra pequeña lista sobre superalimentos fáciles de encontrar. Recuerda que todos ellos son también muy sencillos de meter en nuestra rutina de comidas semanal, ya que no necesitan de una preparación excesivamente cuidadosa.

0

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra AVISO LEGAL, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro TÉRMINOS Y CONDICIONES y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar