Seguir una dieta correcta con trabajo a turnos es posible. Te decimos cómo

El trabajo a turnos es muy común en muchos sectores de actividad. Para bien o para mal, es un tipo de horarios al que debemos adaptarnos y, claro está, de la mejor forma posible.

Uno de los puntos clave de esta adaptación es la dieta. Una dieta incorrecta durante el trabajo a turnos puede ser una mala práctica, ya que junto al sueño puede ser perjudicial para nuestra salud.

En este artículo queremos darte algunos consejos para llevar una dieta correcta durante el trabajo a turnos.

La dieta durante el trabajo a turnos

Trabajar por turnos puede tener sus ventajas, pero también sus cosas malas. Como decimos, una de ellas es no crear horarios de comidas que nos permitan tomarlas igual que la gente de nuestro alrededor.

En la mayoría de los casos, se come mal: mucho o poco y con alimentos con escaso valor nutricional. Sin olvidar el omnipresente café o bebidas energéticas.

Para solucionar eso, en JB Food te damos algunas ideas para que tu dieta durante el trabajo por turnos sea la correcta.

Siempre hay que desayunar, aunque nos despertemos atardeciendo

La comida más importante del día siempre lo es, aunque nos despertemos a las 6 de la tarde.

La palabra desayuno viene de des-ayuno, dejar de ayunar. Y esto es porque mientras dormimos pasamos unas 8 horas sin llevarnos nada a la boca. Es decir, que aunque tengamos el estómago cerrado nada más levantarnos, el organismo acabará pidiendo comida.

Lo ideal es que ingieras hidratos de absorción lenta, muy presente en legumbres y cereales. Aunque un potaje de garbanzos no entrará muy bien recién levantado; un vaso de leche con cereales, una fruta y un pequeño bocadillo de jamón dulce sí lo hará.

Con esto, podremos iniciar el día (o la noche, según el turno) con la energía suficiente. Los hidratos de absorción lenta, como indica su nombre, tardan bastante en asimilarse, por lo que proporcionan energía durante bastante tiempo.

Comer cada 3-4 horas

Después del desayuno, que se debe tomar siempre en la primera hora tras levantarnos, toca contar las horas. Cada 3-4 horas es cuando se recomienda comer. Entre las comidas fuertes (desayuno, almuerzo y cena) debes incluir un «desayuno de media mañana» y una «merienda».

En ambos casos, lo mejor será que incluyas alguna fruta o bocadillo y huyas de patatas fritas, dulces, etc.

Una vez llegada la hora de «almorzar», unas 6-7 horas después de levantarte, lo ideal es que tomes algo de hidratos de carbono (arroces, pasta, etc.) en combinación con algún alimento de aporte proteico. Carne, pescados, setas…

Y para cenar…

En la cena, recomendamos que la comida sea ligera y no incluya hidratos de carbono, en la medida de lo posible.

¿Los motivos? El organismo extrae los nutrientes de los hidratos (grasa) para quemarla a lo largo de un período de varias horas. Y si, como después de cenar, caemos rendidos en la cama, no estamos haciendo actividad alguna. Es decir, esas calorías se acumulan como grasa en nuestro cuerpo.

Dicho esto, quedan varias opciones. Nosotros te recomendamos que tus cenas se basen en verduras, frutas y proteínas. Las verduras darán el aporte saciante mientras que las proteínas se usarán para reponer la fibra muscular durante la noche.

Con este tipo de cenas también huirás de las digestiones pesadas y podrás dormir mejor. También te despertarás más rápido y con más ganas cuando suene el despertador.

Para resumir

Una dieta correcta para quienes trabajan por turnos incluye un desayuno fuerte, un almuerzo con buen aporte calórico y una cena ligera y con abundancia en verduras y frutas.

Hay que tener en cuenta que muchos de los que trabajan por turnos lo hacen en trabajos administrativos donde las exigencias de energía son relativamente pocas y las tentaciones de comer mal y picar entre horas están siempre presentes.

Si te cuesta organizar tus comidas para tu trabajo por turnos, o simplemente no tienes ganas de cocinar después de hacer guardias o trabajar de noche, siempre puedes contar con la comida gourmet preparada de JB Food.

Nuestros platos están hechos con ingredientes de alta calidad y tienen la cantidad suficiente para saciarte. Es como tener un chef preparándote todos tus platos. Si quieres conocer nuestros servicios de comida gourmet preparada, solo tienes que pulsar el botón de abajo y ver nuestra carta de productos.

0

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra AVISO LEGAL, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro TÉRMINOS Y CONDICIONES y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar