¿Qué son los alimentos funcionales? ¿Cual es su utilidad?

Los alimentos funcionales cuya relación nutricional y de elementos beneficiosos va más allá de su aporte calórico y de componentes a nivel molecular.

¿Que qué? Vale, vamos más despacio.

Desde siempre, se ha relacionado comer bien con estar saludable. De hecho, muchos pueblos antiguos elevaban ciertos alimentos por sus beneficios claros en el cuerpo humano.

Con la llegada de la revolución científica y nuevos métodos de conocer nuestro entorno, el ser humano ha aprendido a distinguir aquellos alimentos buenos de los que son mucho más buenos (porque, per se, no hay alimentos malos en la naturaleza).

Los alimentos funcionales

¿De dónde viene el nombre?

El nombre puede sonar incluso pretencioso: ¿el resto no lo son, no funcionan? Bueno, vamos por partes.

Toda esta historia empezó con el cambio de prioridades alimentarias a mediados del siglo XX. En los países industrializados, la fortuna sonreía y ya prácticamente nadie moría de hambre.

Sin embargo, el problema de la desnutrición se sustituyó por el de la malnutrición. Es decir: comemos pero lo hacemos mal. 

De ahí que a mediados de los años 80 surgiera la iniciativa Foods for Specified Health Use, comidas para un uso saludable específico. Vienen a ser lo que tenemos entre manos, los alimentos funcionales.

¿Qué son los alimentos funcionales?

La pregunta del millón. Según el Instituto Internacional de Ciencias de la Vida (ILSI por sus siglas en inglés) define un alimento funcional como:

«[aquel que] si se logra demostrar satisfactoriamente, o bien que posee un efecto beneficioso sobre una o más funciones específicas en el organismo, más allá de los efectos nutricionales habituales, y que mejora el estado de salud y del bienestar o bien que reduce el riesgo de una enfermedad.»

Es decir, aquellos que han sido tratados para mejorar ciertas funciones de nuestro organismo. Por supuesto, estos alimentos deben seguir siéndolo. Es decir, no valdrían aquellos nutrientes que vienen en forma de pastillas, polvos, purés especiales o demás variantes.

¿Suena mal eso de «tratamientos adicionales»? Pues verás que es algo más común de lo que imaginas, e incluso más útil de lo que parece, ya que ha permitido salvar y mejorar la salud de millones de personas.

Algunos alimentos funcionales

Vamos a mencionarte algunos alimentos funcionales, pero seguro que en tu tienda encontrarás muchos más, cada uno adecuado a tus necesidades.

Si te has quedado con ganas de saber el tratamiento que reciben algunos de estos alimentos (por eso de apostar por lo natural), ojo a esto.

Por ejemplo, los huevos ricos en Omega 3. En estos casos, no es que haya gente con jeringuillas pinchando huevos. Para hacerlos, se siguió la técnica científica «de lo que se come, se cría«: se alimenta a las gallinas de cereal rico en Omega 3, y da como resultado a huevos con este valor añadido.

¿Otro ejemplo? La leche sin lactosa. Aquí se añade lactasa, una enzima que los no intolerantes usamos para digerir la lactosa. Como esta ya la añaden otros en laboratorio, la lactosa se disuelve. Por tanto, se trata de lo que nosotros haríamos a nivel digestivo, pero nos lo dan mascado.

Con estos ejemplos, creo que ya te queda claro que este tipo de alimentos funcionales son 100% seguros para prácticamente la totalidad de los consumidores. De hecho, ser seguro en todos los rangos de edad, sexo, etc. es un requisito indispensable para que un alimento se considere funcional.

Alimentos funcionales naturales

Por su parte, también hay alimentos funcionales naturales. Estos son aquellos que, sin pasar por procesos externos, ya cuentan con efectos beneficiosos, más allá de sus cualidades nutricionales.

Por citar un par de ejemplos, podemos poner el licopeno del tomate, que previene el cáncer de próstata y el infarto, o el pescado azul, con el anteriormente mencionado Omega 3.

En JB Food, como bien sabes, somos expertos en la cocina de platos preparados con ingredientes naturales. Cocinamos todas nuestras recetas con el mejor producto, solo así nos garantizamos de que el plato sea de primerísima calidad.

Si quieres probar nuestros platos, no tienes más que pasarte por nuestra carta y descubrir nuestros sabores.

 

0

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra AVISO LEGAL, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro TÉRMINOS Y CONDICIONES y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar